Las 5 causas que más muertes provocan al volante

muertes en carretera
En 2017 se ha producido un repunte de las muertes en las carreteras españolas, muchas de ellas por causas que está en nuestra mano evitar.

El cierre del año 2017 trae consigo un montón de cifras con las que hacer balance de distintas cosas. Una de ellas, probablemente la más triste y desagradable de todas cuantas tratamos en esta sección de motor de OKDIARIO, es el número de muertes que se han dado en las carreteras españolas. Y sí, amigos, hay malas noticias en este sentido. Durante el recién terminado ejercicio hemos visto cómo han perdido la vida en nuestras vías hasta 1.200 personas en 1.067 accidentes. O lo que es lo mismo, un 3% más que el año pasado.

Pero, ¿qué es lo que nos mata al volante? Las estadísticas nos muestran las cinco causas principales, que no las únicas, que desembocan en tan triste final. Durante 2017 han sido las siguientes.

Distracciones

Estamos hartos de escuchar que lo que más seguridad aporta al volante es estar concentrado en la conducción. Un segundo de distracción, ya sea con el móvil o simplemente pensando en otra cosa, hará que recorramos una gran cantidad de metros sin percatarnos como debemos de lo que pasa a nuestro alrededor. En total, el 32% de las muertes en carretera que se han dado este año han sido por este motivo.

Velocidad inadecuada

Especialmente si circulamos por carreteras convencionales de doble sentido, las más peligrosas de todas, debemos hacer caso de los límites de velocidad impuestos. El riesgo de encontrarnos coches de frente, curvas más cerradas de lo normal y un pavimento que no suele estar en el mejor de los estados son un cóctel demasiado peligroso. El 26% han muerto por esta causa.

El cinturón de seguridad

Cuesta mucho creer que en pleno siglo XXI todavía haya conductores que prescindan de usar el cinturón de seguridad. El 24% de las muertes al volante en el año que nos acaba de dejar tenían algo en común, y es que las víctimas no tenían puesto este dispositivo. Piénsalo bien, no cuesta nada y sirve de mucho.

Cansancio

Seguro que todos sabemos la teoría de que cada dos horas conduciendo hay que descansar un rato y estirar las piernas. ¿Cuántos de vosotros lo cumplís a rajatabla? No tomarse un respiro y no hidratarse de forma correcta hará que el cansancio nos invada, y con él empezaremos a sufrir pérdidas de concentración que pueden resultar fatales, tal y como ha sucedido en el 12% de los accidentes mortales registrados en 2017.

Alcohol y drogas

Si consumir alcohol o drogas ya es malo de por sí, juntarlo con la conducción puede ser terrible. Nuestras facultades al volante quedan tremendamente mermadas cuando cualquiera de estas sustancias entra en nuestro organismo. Y no solo debemos preocuparnos de nosotros mismos, sino de todos los conductores que se cruzan en nuestro camino, a los que podemos causar una desgracia. El 12% de los muertos en carretera en 2017 había bebido, mientras que otro 11% había consumido alguna droga.

Comentar

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias