Categorías

Etiquetas

Mazda

Tras décadas de vivir por y para el mercado local, Mazda decide expandirse por Europa y, posteriormente, por Estados Unidos en la década de los 60. Su principal aspecto diferenciador era la apuesta que hicieron al desarrollar el motor rotativo Wankel. A pesar de sus problemas iniciales, esta tecnología terminó por triunfar hasta que en 1973 la crisis del petróleo afectó su crecimiento. Se demandaron entonces motores más eficientes, algo que precisamente no se encontraba en la lista de virtudes de esta mecánica. Esto no significó el final de este motor, que fue orientado entonces a modelos más deportivos.

No obstante, fue el comienzo de Mazda en el mundo de las mecánicas más convencionales, afianzándose en todos los mercados donde habían llegado. Su gran éxito llegó en 1989, cuando fue desvelado al mundo el famoso Mazda MX-5 o Miata, un deportivo que cambió la concepción que todos tenían de este tipo de coches, hasta entonces grandes y pesados. Actualmente, la tecnología Skyactiv y el lenguaje de diseño Kodo definen todos sus modelos.