Descubre los beneficios de las anchoas para tu salud

Anchoas

La anchoa es uno de los bocados exquisitos de nuestra gastronomía. Además de ser una de las estrellas de numerosas recetas y suculentos platos, las anchoas aportan grandes beneficios a nuestra salud. ¿Quieres descubrirlos? Hazlo en el siguiente artículo.

Propiedades nutricionales de la anchoa

anchoa
Entre las propiedades nutricionales de la anchoa, destaca su contenido en minerales y vitaminas.
  • En primer lugar es un alimento rico en ácidos grasos omega-3, fundamental para llevar una dieta equilibrada.
  • Es una fuente de proteínas de alto valor biológico similar al de los huevos o la carne.
  • Vitaminas A, D, E y K.
  • Vitaminas del grupo B (B2, B3, B6, B9 y B12).
  • Minerales esenciales como el potasio, hierro, sodio,  fósforo, magnesio y calcio. 

Beneficios de las anchoas

anchoas
Previenen la anemia, facilitan la digestión y reducen el colesterol.
  • Es buena para el tránsito intestinal, teniendo efecto laxante gracias al magnesio.
  • Mejora el funcionamiento de nervios y músculos.
  • El yodo que contiene es clave para el buen funcionamiento de la glándula tiroides y en el embarazo para el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro.
  • Previene la anemia gracias al hierro
  • Se recomienda a personas con osteoporosis si la anchoa se consume entera, sobre todo en conserva, ya que se aprovecha el calcio que contienen sus espinas.
  • Contiene ácido fólico que es saludable para embarazadas.
  • Las vitaminas A y la D ayudan a mejorar la salud de la visión y participan en la producción de las hormonas sexuales.
  • Su contenido en magnesio y vitamina A lo convierten en un alimento que mejora el sistema inmonológico.
  • Disminuye el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y reduce el colesterol malo y los triglicéridos gracias al Omega 3.

Contraindicaciones de las anchoas

anchoa
Existen algunas contraindicaciones en el consumo de anchoas.
  • Por su contenido en purinas no se aconseja su consumo en personas con gota, hiperuricemia o ácido úrico alto.
  • Contienen mucha sal, entre 13 y 17 gramos por cada 100 gramos. Por lo que no se recomienda su consumo a personas que sufran hipertensión o sigan una dieta baja en sodio. 
  • Un exceso de consumo de Omega 3, puede alterar las defensas del organismo, dejando paso a bacterias del exterior.
Comentar

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias