¿Qué es la peritonitis? Causas, síntomas y tipología

Peritonitis
La peritonitis requiere atención médica urgente.

La peritonitis consiste en la inflamación del peritoneo, que es la membrana que recubre la pared interna del abdomen, y que a su vez protege los órganos que se alojan en su interior. Esta dolencia requiere una atención médica urgente, pues surge tras la acumulación de sangre, pus o fluidos corporales en el abdomen. Un estado que causa un gran dolor e incluso puede provocar la muerte del paciente.

¿Cuáles son sus causas?

¿Qué es la peritonitis? Causas, síntomas y tipología
Uno de los focos de origen más habituales es el apéndice.

La infección del peritoneo puede ocurrir por diversos motivos. Uno de los más comunes es la perforación del apéndice, que al reventar libera multitud de bacterias por todo el cuerpo. Un desenlace similar al de trastornos como la úlcera estomacal, la pancreatitis, la presión de fuertes lesiones o traumatismos, o la infección de pequeñas protuberancias en el tubo digestivo, conocida también como diverticulitis.

Además, existe la posibilidad de que la peritonitis aparezca sin una rotura abdominal. En este caso, se trata de una complicación de una enfermedad hepática. Como es el caso de la cirrosis, la hepatitis o la hemocromatosis.

Síntomas principales de la peritonitis

Peritonitis
Los síntomas de la enfermedad son muy claros y fáciles de identificar.

Entre los síntomas más frecuentes encontramos:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea o estreñimiento
  • Un fuerte dolor abdominal
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Vientre hinchado
  • Pérdida de apetito
  • Sed excesiva
  • Fatiga
  • Hipotensión

¿Qué tipos de peritonitis existen?

Peritonitis
Esta afección puede ser primaria, secundaria o terciaria.

En términos generales, la peritonitis puede clasificarse en tres tipos diferenciados. Por un lado, tenemos la peritonitis espontánea o primaria, que se produce cuando se inflama el peritoneo por la acumulación de líquido entre la membrana y los órganos abdominales. Una afección conocida también como ascitis.

Por su parte, la peritonitis secundaria tiene lugar si el tejido se inflama por otra dolencia. Generalmente cuando la infección se ha propagado por todo el cuerpo desde un punto en concreto: el tracto digestivo. Y por último, y no menos importante, la peritonitis terciaria aparece en pacientes ya operados, en los que la enfermedad todavía persiste. En este caso, se trata de un cuadro médico de elevada mortalidad.

Comentar

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias