Multitarea: ¿Afecta a tu salud hacer varias cosas a la vez?

Multitarea
Algunos expertos rechazan el término multitarea, marcando su inexistencia.

En la actualidad, el tiempo es una herramienta de gran valor y provecho. La sociedad se enfrenta al mundo a toda velocidad, intentando sacar el máximo partido a cada minuto de la jornada. Es en esta existencia apresurada donde la multitarea se muestra en todo su esplendor. Hablamos de la capacidad de realizar a la vez múltiples funciones mentales y de una forma totalmente eficiente. Algunos ejemplos claros de multitarea son conducir mientras se habla por teléfono o estudiar con la televisión encendida.

No obstante, no todos los individuos son capaces de afrontar con éxito dicha situación, por lo que la productividad que se tiene como objetivo pasa finalmente desapercibida. Afectando también a nuestra salud y concentración.

¿Existe realmente la multitarea?

Multitarea
Multitarea no es sinómimo de productividad.

Son muchos los expertos que rechazan su validez y eficacia, haciendo alusión al procesamiento de cada una de las tareas que realiza el ser humano. Estas requieren, a nivel cognitivo, su propia percepción, selección y resolución. Si hacemos varias cosas a la vez, una quedará inacabada. O bien ambas se realizarán de manera superficial, pues es muy complicado desarrollar plenamente todas las funciones.

“Sólo podemos procesar una cosa a la vez. Al realizar múltiples tareas, en realidad, estamos simplemente pasando de una actividad a otra. Esto implica quitar la atención de una tarea y pasarla a la otra, para poder procesar la otra y volver una y otra vez, explica David Strayer, profesor de psicología de la Universidad de Utah. Es entonces cuando nos preguntamos: ¿en qué afecta este estado a nuestra salud?

La multitarea y su influencia en el cerebro

Multitarea
El cerebro reacciona a la multitarea como si fuera una adicción más.

La parte más afectada por la multitarea es el cerebro. La sobredosis de información que sufrimos durante el proceso perjudica la concentración mental del individuo, al igual que el rendimiento o la calidad del trabajo que realizamos. Sin embargo, el problema más habitual reside en la pérdida de memoria y de atención, al no concentrar el esfuerzo en una sola función.

En términos científicos, la multitarea influye en varias zonas del cerebro como la corteza frontal, el lóbulo parietal posterior o la corteza premotora. Este proceso agota, además, las reservas de energía del cerebro, ante la necesidad de ingentes cantidades de glucosa oxigenada. Para solucionar este desequilibrio, el cerebro tiende a aumentar los niveles de dopamina, una reacción similar a la de algunas adicciones.

Temas

Comentar

Noticias relacionadas

Etiquetas

Últimas noticias